7 jul. 2013

Goliath - Scott Westerfeld

Título: Goliath
Autor: Scott Westerfeld
Ilustrador: Keith Thompson
Saga: Leviathan #3
Editorial: Edebé
ISBN: 978-84-683-0700-8
Páginas: 561
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Precio: 16,50 €

SINOPSIS

Alek y Deryn se encuentran a bordo del Leviathan cuando se le ordena a la aeronave que recoja a un extraño pasajero. El brillante aunque loco inventor afirma que tiene un arma llamada Goliath que puede terminar la guerra, pero ¿en qué bando está el científico en realidad?
Mientras se encuentran en esa misión secreta, Alek finalmente descubre el secreto de Deryn profundamente guardado, en realidad dos, puesto que Deryn no es solo una chica disfrazada de chico… sino que también siente algo por Alek.
La corona, el amor verdadero que siente por una plebeya y la destrucción de una gran ciudad, todo ello espera el siguiente y último movimiento de Alek.

                                     OPINIÓN PERSONAL

Dos semanas después de salir de Estambul, Alek y Deryn se encuentran otra vez volando en el Leviathan, formando parte de su tripulación. Reciben un misterioso mensaje del zar ruso, que solo pueden conocer el capitán de la aeronave y la doctora Barlow. Más tarde, en Siberia, rescatan a un grupo de personas que se encuentran en peligro. Dentro de ese grupo, se encuentra Nikola Tesla, un inventor clanker. Éste asegura tener una misteriosa arma, tan poderosa que podrá poner fin a la guerra con ella. Alek y Deryn intentarán descubrir los planes y el arma secreta del inventor, mientras su relación no pasa por su mejor momento.

                      ....................................................................................

Goliath es la tercera y última parte de la trilogía Leviathan, compuesta por Leviathan y Behemoth. Los primeros libros me encantaron, sobre todo el segundo, tiene una temática steampunk ambientada en la Primera Guerra Mundial, y contiene acción y un ritmo ágil. Una saga muy original y diferente. Este último volumen también me ha gustado, pero menos que los anteriores, pese a eso, me encanta esta saga, de la que me nombro fan.

Al igual que los anteriores, este tercer libro está narrado en tercera persona, centrándose en los dos personajes protagonistas, Alek y Deryn. Consta de cuarenta y cuatro capítulos y un epílogo, en el que el autor nos cuenta los acontecimientos que ocurrieron de verdad y aparecen el el libro y lo que ha sido creado por él.
La escritura del autor es sencilla, pero elaborada. Aunque tiene ciertos tecnicismos, tanto en las bestias como en las máquinas. Las descripciones de los caminantes clankers y los fabs darwinistas están bien detalladas, mejor que en el primer libro. El libro tiene varias ilustraciones, que son una autentica maravilla y que nos ayudan a imaginarnos mejor el mundo creado por Westerfeld. Los personajes están bien desarrollados y se nota la maduración de estos a cada libro.

Alek se siente inútil en el Leviathan, no puede trabajar en nada, ya que todos saben quién es e intentan hacer que no sufra peligros, además los darwinistas siguen sin confiar mucho en él, pues es un clanker. Además sabe que Dylan le esconde algo que no le quiere confesar. El secreto de Deryn puede ser descubierto, lo que significaría su expulsión de las Fuerzas Aéreas Británicas. También nota que lo que siente por Alek es más que una amistad, pero no sabe cómo contarle su secreto.
El Leviathan recoge a un inventor y científico, Tesla, que ha creado el arma más peligrosa, el Goliath. Nadie sabe qué es Goliath ni los planes del loco inventor, solo que con Goliath puede destruir una ciudad. Tesla es clanker, pero se ha pasado al bando de los darwinistas, y afirma luchar por la paz, pero ¿pueden estar seguros de él ambos bandos? ¿Cómo piensa Tesla conseguir la paz con un arma tan peligrosa y potente?
Tras leer Behemoth, que tiene un argumento realmente bueno y desarrollado, Goliath me parecido un poco peor. En esta ocasión, la mayor parte del libro transcurre en el Leviathan, viajando por lugares como Rusia, Japón, Méjico y Estados Unidos, no se detiene mucho en esos sitios por lo que no tenemos una ambientación muy clara de dichos países. La acción en este libro es un poco más escasa que en los anteriores, y la mayoría es a bordo del Leviathan, creo que eso le quita emoción. Lo que más nos encontramos en este libro es misterio, el misterio e intriga que produce el no saber los planes de Tesla, de saber si existe un infiltrado en el Leviathan y el "misterio" de saber qué pasará con Alek y Deryn. La relación entre los personajes, especialmente entre los protagonistas, es lo que más importancia tiene junto con el misterio y la intriga.
El ritmo de esta novela tiene muchos altibajos, en momento se me ha hecho un poco lento y pesado. Creo que le sobran unas cuantas páginas.

Los personajes, como ya mencioné anteriormente, están bien desarrollados y van evolucionando y madurando a lo largo de la saga. Son, junto a las relaciones entre estos, uno de los puntos fuertes del libro y de la trilogía.
Alek es el heredero al trono del imperio austrohúngaro, es educado, valiente y tiene un corazón noble. Está dispuesto a hacer lo que sea para conseguir el fin de la guerra.
Deryn es una chica darwinista que se hace pasar por chico para entrar en las Fuerzas Aéreas Británicas, es valiente, decidida, fuerte y un poco sarcástica. Está enamorada de Alek, pero lo ve algo imposible pues las diferencias que hay entre ellos hacen que sea una relación inviable, y no sabe cómo se tomará su secreto. Me encanta este personaje, me parece de lo mejor del libro.
Tesla es un loco inventor y científico, un poco testarudo y cascarrabias, que dice haber construido el arma más poderosa jamás creada, que puede destruir ciudades.
De los personajes secundarios, destacaría al conde Volger, profesor de esgrima de Alek, su deber es salvaguardar la vida del joven príncipe para que pueda ascender al trono, es una persona capaz de chantajear e incluso matar por Alek, al que no tiene en muy alta estima.
También tengo que destacar a la doctora Barlow, una científica darwinista muy inteligente y misteriosa, y a Eddie Malone, un reportero estadounidense. Pero, sin duda, el mejor es Bovril, un loris perspicaz muy gracioso y adorable.

El final me ha gustado bastante, dejándolo abierto para que el lector imagine cómo puede acabar, pero atando algunos de los cabos que quedaban sueltos. El ritmo es más ágil y fluido en las últimas 70-80 páginas.Un final perfecto para un saga memorable y original.

Goliath es el último libro de una trilogía steampunk muy original y diferente, una saga con una ambientación brillante y unos personajes magníficos que siempre recordarás.

La mayor de las locuras es ocultarse a uno mismo la verdad.

Lo mejor: los personajes y el misterio
Lo peor: ritmo lento y poca acción

                                   PUNTUACIÓN

Agradecimientos a Edebé por el ejemplar.


4 comentarios:

Ithil dijo...

Solo he leído Leviathan, el primero de la trilogía por lo que he leído tu reseña con un ojo medio cerrado.
A pesar de que carezca de mucha acción y sea un poco lento, es una saga que tengo ganas de terminar y conocer el desenlace. Por lo que he leído el estilo de Westerfeld es un poco así, por lo que ya voy concienciada a ello la verdad.
Y porque los personajes y el trasfondo me encantan la verdad sea dicha.
Besos

Cris Hocicos dijo...

No me llama la atención nada ya de Scott Westerfeld.

Un beso^^

Dream on dijo...

Muy buenas, tato genialoso salulce solazo ^^

Pueeees, yo sigo sin saber qué hacer con esta trilogía, de momento me la dejo pendiente. Lo de la ambientación y los personajes pinta genial, aunque si no se detiene mucho en esos países y de otras cosas le sobran páginas... D:
Está bien que tenga un final abierto, que no por eso son malos, y mientras la trama principal quede cerrada... ^^

Besazos, tato ^^

PD: ¿Estás seguro de que se llama Tesla y no Walter? xDDD

Al rico libro dijo...

Nos gustan los libros steam punk, pero esta saga en concreto nos da bastante pereza.