22 oct. 2014

Supervivientes - Megan Crewe


Título: Supervivientes
Autora: Megan Crewe
Saga: El mundo en ruinas #3
Editorial: Roca
ISBN: 978-84-9918-754-9
Páginas: 289
Encuadernación: Tapa blanda
Precio: 12,95 €

SINOPSIS

Cuando Kaelyn y sus amigos llegan a Toronto con la vacuna del virus que ha aniquilado a gran parte de la población, piensan que su viaje ha concluido. Sin embargo, la suerte los elude una vez más: un peligroso grupo de supervivientes los persiguen para robarles la cura cueste lo que cueste.
Obligados a volver a la carretera, Kaelyn redobla sus esfuerzos para encontrar un refugio seguro. Pero cuando el resto de su grupo empieza a desanimarse, las posibilidades de alcanzar el éxito comienzan a flaquear.
Kaelyn está decidida a seguir adelante pero ¿estará dispuesta a entregar todo para seguir con vida?

                           OPINIÓN PERSONAL

El virus que asoló la isla de Kaelyn se propagó por todo el mundo, contagiando y aniquilando a gran parte de la población. Kae está en posesión de unas muestras de la vacuna, que fabricó su padre, que puede curar la enfermedad. Ella y sus amigos llegan a Toronto, pero allí no hay nadie que les pueda ayudar. Tienen que ir a Atlanta, Estados Unidos, donde se encuentra el CCE (Centro para el Control de Enfermedades), para que reproduzcan la vacuna. Así que el grupo vuelve a la carretera. Pero el viaje está lleno de peligros, y ya no sólo deben enfrentarse al frío, al hambre, al virus y a los infectados que buscan ayuda desesperadamente, un peligroso y despiadado grupo conocido como los guardianes sabe que Kaelyn tiene muestras de la vacuna, y están decididos a hacerse con ellas, haciendo lo que sea necesario, sin importar las vidas que arrebaten.
                       .....................................................................................
Tras leer Aislados y Virus, tenía muchas ganas de leer Supervivientes, tercera y última novela de la saga El mundo en ruinas, pues fueron novelas que me sorprendieron y me encantaron. Estaba deseando saber cómo continuaba, y terminaba, esta historia y qué les sucedía a los personajes. Al ser un final de saga (y de una saga tan genial), tenía unas altísimas expectativas; y no las ha superado, ya que repite algún error que ya vimos en el anterior libro y le falta algo de acción y ser más épico. Aun así, me ha parecido que está al mismo nivel que los libros anteriores, y es un buen final para una trilogía que recomiendo encarecidamente.

La novela está narrada en primera persona desde el punto de vista de Kaelyn, de esta forma podemos conocer a la perfección todo lo que la protagonista siente y cómo vive todos los acontecimientos que le suceden. El libro consta de veinticuatro capítulos no muy extensos. La escritura es muy ágil y fluida, además de sencilla pero elaborada. Las descripciones están bien detalladas y son las justas, dando la información necesaria y sin explayarse. También tenemos muchos diálogos que, además de ser totalmente creíbles, hacen que la lectura sea aun más amena y fluida.

La novela empieza muy pocos días después del final del anterior libro, Virus. Los dos primeros capítulos me han gustado mucho, están cargados de dramatismo, por lo que recomiendo leer Supervivientes justo después de Virus, así estos capítulos emocionan más. Después de estos momentos dramáticos, la novela vuelve a tener un ritmo más o menos ágil, en el que Kae y sus amigos se encontrarán con verdaderos problemas en su viaje a Atlanta mientras son perseguidos por los guardianes y su líder Michael. Kae, Gav, Leo, Tobías, Justin y Anika se encuentran en un viaje contrarreloj para llevar las vacunas al CCE. Kaelyn y sus amigos se enfrentan a los guardianes, a los infectados, al hombre (así, como concepto general (?) xD) y al virus; y es que cualquier persona puede ser infectada, haciendo así que la novela tenga más tensión y sea algo más adictiva. Además, Kae también se planteará varios dilemas morales entre el bien y el mal, y no siempre escogerá el bien.
El gran problema de la novela es que la primera mitad se hace algo monótona, pues se va desarrollando de la misma forma: Kae y sus amigos van en coche por la carretera hacia Atlanta, pero tienen que parar por algún motivo (hambre, falta de gasolina, se jode (sí, he dicho jode, ¿qué pasa?) el coche, se encuentran con algo/alguien, tienen que dormir, etc), y en ese momento se encuentran con problemas, y, después de escapar o resolver los problemas, vuelven a la carretera. Como dije antes, los problemas a los que se enfrentan son verdaderos problemas que incluso les puede costar la vida, aunque a veces son falsas alarmas, pero se vuelve monótono y repetitivo. Pero sólo es durante la primera mitad del libro, después no sabes nunca qué te vas a encontrar, y te sorprende, por lo que no voy a decir más.

El punto más positivo de la novela y de la saga es que todo lo referente al virus es completamente creíble, es del todo realista. La autora representa a la perfección el miedo de las personas a contagiarse y cómo se vuelven paranoicos cuando alguien estornuda o se rasca. Como digo, es totalmente realista y es lo que pasa cuando una enfermedad mortal se expande convirtiéndose en una epidemia global.
Además, también creo que las reacciones de las personas ante la nueva situación del mundo son bastante realistas. Mientras algunas personas se esconden y se aíslan, otras viven en pequeños grupos y se ayudan mutuamente para poder sobrevivir. Algunos viven escondidos aterrados y otros salen a la calle armados provocando el caos y no dudan en matar para hacerse con alimentos o cualquier cosa que necesiten, y otros se vuelven completamente locos. Pero, sobre todo, se representa muy bien la deshumanización del hombre en esta situación, cosa que para los que perdimos hace mucho tiempo la fe en el ser humano es un punto positivo; aunque es algo que también vemos en todas las novelas/series/pelis de este tipo, por lo que no es muy original, pero mola siempre.
Obviamente, estamos hablando de una epidemia mortal, por lo que en esta novela nos encontramos con muertes, y cualquier personaje puede morir. Sobra decir que es un punto muy positivo (no se ha notado que me gustan las muertes en los libros, ¿no?).

Otro de los puntos positivos es Kaelyn y sus dilemas morales. Kae es un personaje que va madurando y evolucionando en cada libro. En esta novela nos encontramos con una Kaelyn que deja de ser tan buena pensando siempre bien de los demás y ayudando a todos, para ser más "egoísta" y mirar siempre por el bien de la misión y de la vida de sus amigos. Esto hace que, además de tener una protagonista más decidida y luchadora, también tenga que enfrentarse a dilemas morales. También tenemos muchas reflexiones sobre el ser humano que me han encantado.

El romance, al igual que en las anteriores novelas, aunque existe, queda en un segundo plano. El problema es que, mientras en los otros libros el romance estaba bien llevado, en Supervivientes la autora se lo ha cargado. No me ha gustado absolutamente nada cómo ha llevado la autora el amor en esta novela, y, a pesar de estar en un segundo plano, me ha parecido metido con calzador y que sobraba (sobra por la forma en la que se ha desarrollado), no me ha parecido creíble. Megan, dedícate a matar personajes, y deja el romance, anda. Menos mal que al amor no se le da demasiada importancia y queda en un segundo plano, si no, la puntuación hubiera bajado considerablemente >.<

Los personajes están bien definidos, y se nota que han madurado desde el primer libro por todo lo que han pasado, sobre todo Kae. Al no aparecer algunos de los personajes que más me gustaban, no me han terminado de llegar ninguno de los demás, a excepción de Kae y de Tobías.
Kaelyn era una chica tímida e insegura, pero ahora es mucho más valiente, fuerte y segura de sí misma. Como dije antes, el cambio y la evolución que sufre este personaje es bastante considerable, y resulta creíble por todo lo que tiene que pasar durante la saga y por el estado del mundo.
Gav es fuerte, adorable y solidario, siempre quiere ayudar a los demás. Está enamorado de Kaelyn y ante todo quiere protegerla.
Leo era el mejor amigo de Kae. Era muy buena persona, pero hizo muchas cosas horribles para sobrevivir, ahora le remuerde la conciencia por lo que hizo y quiere redimirse.
Tobías es un joven militar que se unió hace poco al grupo. Es decidido y sabe cómo sobrevivir en este mundo, por lo que resulta de mucha ayuda al grupo. A pesar de ser un personaje secundario, es uno de los que más me han gustado.
Justin es un niño de trece años que, a pesar de que antes sólo quería pasar a la acción y disparar un arma, ahora ha tomado más conciencia y ayuda más al grupo.
Anika fue la última que se incorporó al grupo y todavía Kaelyn no se fía de ella.

Tengo que decir que me esperaba un final épico y trepidante (y en el que hubiera bajas), y para nada me encontré eso. El final tiene un ritmo algo pausado, pero tiene algo de tensión porque no sabes cómo se van a desarrollar los acontecimientos, y aunque sea todo lo contrario a épico, me ha sorprendido. Me ha parecido un buen final, pero sin más, aunque es totalmente coherente con la personalidad de la protagonista. Peeero que no hubiera algo de acción ha hecho que no fuese tan bueno como esperaba, y quizá sea un poco "soso" (no tanto como Leal). A pesar de que la misión de Kae se cierra por completo, el final queda algo abierto, pues no se dan detalles de lo que pasa con otros personajes o de lo que pasa después, algo que también me gusta, pues quedan a la imaginación del lector.

Supervivientes, última novela de la trilogía El mundo en ruinas, es una muy buena y entretenida novela que muestra con total realismo el tema de las epidemias mortales y las reacciones del ser humano ante un mundo asolado por un virus. Una saga altamente recomendable.


En eso nos habíamos convertido, en jaurías de perros luchando por un mundo que, básicamente, ya estaba muerto. ¿De qué servía ser humanos, tener cerebros capaces de desarrollar vacunas y organizar a personas de todo un continente, si, al final, nos comportábamos como animales? Aquel mundo, donde lo único que importaba era formar parte de la jauría más fuerte, más grande, no era un mundo que me interesara salvar. Pero era el único que teníamos, ¿no?

Lo mejor: el realismo, Kaelyn, los momentos dramáticos y las reflexiones.
Lo peor: la primera mitad resulta monótona y un final nada épico.

                                                    PUNTUACIÓN
3,5/5


3 comentarios:

Teresa dijo...

¡Hola!

Aún tengo pendiente el primer libro de esta trilogía, aunque pinta bastante bien, pues no he visto muchas reseñas malas. A ve si me pongo con ellos ya, me ha entrado curiosidad jajajaja

Gracias por la reseña, ¡un beso!

Rode Friedler dijo...

¡Hola, hola!
"Megan, dedícate a matar personajes, y deja el romance, anda". No te preocupes, que no se nota que te gustan las muertes, no xD
A ver, yo con esta trilogía tuve un varios problemas. El primero, que mi edición está mal hecha no, lo siguiente, faltando hasta capítulos enteros y con espacios en blanco en medio de una frase, cosa que, quieras o no, cabrea. Pero es que lo poco que había leído sin estas "interrupciones", no me terminaba de convencer. El estilo de la autora se me hacía demasiado simplón, y aunque la temática me parecía interesante, su protagonista no me decía absolutamente nada. Así que no, no son libros para mí >.<
De todas formas, ¡me alegro un montón de que te haya gustado el final! Y siendo que no haya sido tan épico como te esperas, suele pasar con los desenlaces.
Un beso.

Dream on dijo...

Hoooola otra vez :P xD
Pues decididísimo, ya te pediré esta trilogía :D Sobre todo me asombra el hecho de que sea tan tan completa con lo cortitos que son los libros, ASÍ SÍ.
Drama, acción, muertes... mi querer :D Y si además hay reflexiones y dilemas morales, etc... Que sí, que te la pido :P
Aunque probablemente en la primera parte y el final me pase como a ti, pero bueh xD
Besazos, mi vida :333