24 abr. 2015

El poder de la tormenta - Shannon Messenger


Título: El poder de la tormenta
Autora: Shannon Messenger
Saga: La voz del viento #2
Editorial: RBA Molino
ISBN: 9788427207974
Páginas: 366
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Precio: 16 €

SINOPSIS

Los cielos contra la tierra. El pasado contra el futuro. El amor contra el destino.
Vane Weston es uno de los caminantes del cielo, capaz de hablar con los vientos y de dominar los Vendavales, destinado a ser el rey que devolverá la paz al pueblo de las sílfides. Un ser hecho de tierra y de aire, que ha ido a parar al ojo del huracán.
Los Tormentos están dispuestos a todo con al de hacerse con el poder absoluto. Y solo Vane puede detenerlos.
Ahora Audra ha desaparecido y una fuerza oscura está debilitando a los Vendavales. En un mundo que se hace añicos, Vane no tendrá más remedio que resignarse a su destino.

                       OPINIÓN PERSONAL
                        Contiene spoilers del primer libro

Desde pequeño, Vane Weston tiene sueños en los que aparece una preciosa chica morena. Y hace poco más de un mes, supo que esa chica es real, que se llama Audra y que es su guardiana. Audra le reveló a Vane lo que él realmente era: un Caminante del Viento, un ser del aire capaz de dominar los vientos; y que es el único occidental y el heredero al trono de los Vendavales. Vane también descubre que hay un ser malvado y oscuro que quiere hacerse con el poder, y con él, que es el causante de millones de muertes, Raiden. Por lo que Audra entrena a Vane para dominar los vientos, y poder enfrentarse a Raiden y sus Tormentos.
Tras su primera y última batalla, Vane es entrenado por su nuevo guardián y por los Vendavales, puesto que él no quiere enseñar a nadie el lenguaje de los occidentales. Pero no puede dormir, pues Raiden se introduce en sus sueños y los altera de forma tenebrosa para hacerlo más vulnerable. Y es que Raiden sabe que está vivo, y va a por él con una temible arma nueva. Mientras, Audra, que huyó tras la batalla para aclarar sus ideas, decide volver, pero, cuando va a hacerlo, alguien la encuentra...
            .................................................................................
La voz del viento fue una novela que me gustó gracias, entre otras cosas, a su originalidad, pues nos muestra a unos nuevos seres sobrenaturales, los Caminantes del viento (o sílfides), y eso siempre resulta interesante. El poder de la tormenta me ha parecido una novela que supera ligeramente al primer libro en lo que a trama se refiere, ya que era muy introductorio, pero tiene cosas que no me han convencido, y se podría haber sacado mucho más partido de ella. Pero, en general, la novela me ha gustado y me resultado entretenida, hasta cierto punto.

La novela está narrada en primera persona del presente bajo las perspectivas de Vane y Audra, por lo que podemos saber a la perfección sus emociones, sentimientos y pensamientos. El libro consta de cuarenta y cinco capítulos, alternándose los narradores. Me ha gustado mucho la narración, puesto que la autora tiene una escritura fina, elegante y elaborada, sin dejar de ser a la vez sencilla y refrescante. Las descripciones están bien detalladas, sin ser largas, y te imaginas todo bastante bien, aunque hubo ocasiones (en el Maelstrom) donde eché en falta más descripciones del espacio.
Algo que me encanta de la autora es el mundo que crea, es bastante original y me gusta mucho.

La trama está bien y tiene más chicha que la del anterior libro, pero, llegado a cierto momento, decae bastante. La novela empieza 23 días después del final de La voz del viento, y nos muestra cómo están nuestros dos protagonistas tras esos días y lo que ha pasado durante ese periodo: Audra huyó tras la última batalla, pues necesita alejarse de todo; y Vane ha estado entrenando con sus nuevos guardianes, y también buscando a Audra en secreto. Pero Raiden sabe que Vane está vivo, y se mete en sus sueños para "torturarlo" y conocer sus debilidades. La novela ya empieza de forma interesante, especialmente la parte de Vane, ya que podemos conocer a nuevos personajes (y lo que Vane piensa de ellos) y unas pocas cosas sobre los Vendavales, pues en el primer libro esto brilla por su ausencia. Además, el tema de las pesadillas, aunque es algo trillado, es algo que me gusta bastante y es un tanto "oscuro". La parte de Audra nos muestra más cómo se siente ella respecto a su situación, Vane y todo lo pasado en el anterior libro.
Una vez presentada la situación de ambos protagonistas, la trama se vuelve todavía más interesante: a Vane le están afectando más las pesadillas, Raiden está mucho más cerca de él y Audra se encuentra con un inesperado y misterioso ser; empiezan los verdaderos problemas para ellos. También vamos conociendo muchas más cosas sobre los Vendavales y, en esta ocasión, sobre los Tormentos y Raiden, y cosas oscuras. Esto hace que el libro enganche bastante, ya que tenemos más información y la novela da un giro hacia una trama más madura y algo oscura. Sin olvidarnos del toque de humor que le da Vane a la historia. Y por si esto fuera poco, ¡comienza la acción! Sí, amigos, por fin tenemos acción, y ademas con un giro (y sí, también un poco oscuro y que mola). Llegados a este punto, me estaba encantado la novela, como se puede apreciar, y me estaba dando todo lo que no tenia el primer volumen de la trilogía. Pero hasta ahí llegó lo bueno.
A partir de la escena de acción que hay pasada la mitad del libro, la novela pega un bajón considerable. Y es que donde antes teníamos un ritmo ágil y puro entretenimiento con dosis de tensión y misterio, ahora se vuelve un coñazo donde no pasa absolutamente nada. Durante aproximadamente unas 80 páginas (o incluso más), tenemos chácharas y discusiones tontas entre los personajes en la habitación de Vane. No hay nada más. Sí, vale, también conocemos un poquito más sobre los Caminantes del viento, pero eso es todo. ¡Y se supone que tienen que huir o prepararse para la batalla porque Raiden va ya a por ellos y quiere a Vane, Audra, sangre y venganza! Pero nada, parece ser que es más importante discutir sobre qué pasará con el futuro de Vane en el trono o sobre quién tiene que ser la reina, o a quién le queda mejor los minivestidos. Pero la acción que nos prometen, nada; habrá que esperar al final (si es que en el final hay acción). Una completa decepción esa parte del libro (que como digo, comienza poco después de la mitad). En definitiva, una trama interesante, entretenida y algo más madura, pero mal llevada, ya que se le podría haber sacado muchísimo más jugo.

En cuanto al romance, tiene sus pros y sus contras. Audra y Vane son una pareja que me gusta, se complementan al ser diferentes uno del otro y tienen buena complicidad. Además, el romance creo que está bien llevado ya que por ambas partes hay ciertas dudas, tanto por qué sentirá el otro como por si su relación está bien o no considerando lo que supone para los Vendavales.
Lo que no me ha gustado del amor es que en ocasiones los protagonistas son empalagosos y hay escenas completamente absurdas de ese tipo en mitad de una batalla o en momentos importantes o de peligro. Por no hablar de que, cada vez que se rozan, saltan chispas... cada maldita vez. No sé cuántas veces pude leer eso de que saltaban chispas solo en un par de capítulos. El día que haya sexo, va a haber una desgracia, ya lo digo. (Vane va a tener que entrenar antes con un enchufe o algo).
También está el triángulo amoroso que forman con Solana, que ya estaba claro desde el primer libro que iba a ocurrir, pero, por suerte, creo que la autora no juega mucho con él (en comparación con lo que podría haber hecho, me refiero). Por lo que no me molestó.

Aparte de todo esto, quiero apuntar algunos detalles que no me han gustado o no me han convencido. Primero, la reacción de los padres de Vane al decirles que era una sílfide. Vale que Vane puede hacerles una demostración de cómo controla los vientos y así hacer que no piensen que está loco y se lo crean, pero cualquier persona alucinaría si estuviera en su lugar. Pero ellos no, la madre se lo toma como si nada y el padre le suelta la mítica frase que le dice Tío Ben a Peter Parker.
Otra cosa es el tema de los minivestidos y demás. Odio que en los libros haya muchos momentos en los que la protagonista (más bien la salida de la autora) se recrea en el torso del chico buenorro de turno (puaaaaaj). Pues bien, aquí también lo tenemos, pero cambiando los papeles. Vane se tira medio libro sin camiseta (aunque tampoco es que se haga mucha referencia, pero bueh); y las dos chicas en minivestidos que no dejan nada a la imaginación (como dice Vane: "un calcetín deportivo taparía más"), y el muchacho, pues a recrearse en las curvas de las chicas constantemente. Resulta muy cansino, la verdad. Además de que una cosa es que los chicos tengamos las hormonas revueltas y en pie de guerra (parece ser que las hormonas de Vane son las únicas que quieren acción en el libro), y otra que solo pensemos en eso.

Los personajes me han gustado mucho. Están bien trabajados y desarrollados, y se nota que evolucionan con respecto al primero libro, y también a lo largo de esta novela.
Vane es un chico de diecisiete años que hace poco que se enteró que era una sílfide y el único occidental que queda, además de ser el rey de los Vendavales. Es sarcástico, divertido y un poco torpe. También es pacífico, pues los vientos occidentales son defensivos y están en contra de la violencia y los enfrentamientos. Pero Vane no quiere ser rey, ni luchar, aunque sabe todas las muertes que Raiden ha provocado, él solo quiere estar con Audra y ser feliz juntos. Me encanta este personaje por su humor sarcástico y algo friki, le da un toque cómico a la novela, además va madurando mientras avanza la novela y se toma más en serio sus responsabilidades como Vendaval. Pero no me gusta que sea tan "salido", como dije anteriormente.
Audra es la guardiana que se encargaba de proteger a Vane sin que este lo supiera, pero ahora se ha ido porque necesita estar sola y pensar. La chica es algo borde, muy fuerte y valiente, y siempre antepone los Vendavales y la lucha contra Raiden a todo. Pero ahora está enamorada de Vane, y no sabe qué es más importante para ella. Audra también es un personaje que me encanta, por lo guerrera y decidida que es, y por lo borde. También evoluciona y madura a lo largo de la novela.
Aparte de los dos protagonistas, tenemos personajes secundarios como Os y Solana, pero, sin duda, destaco a Gus, uno de los guardianes de Vane que también es divertido y ambos conectan muy bien, y a Arella, madre de Audra. Tampoco me puedo olvidar del misterioso Aston y de Raiden.

El final me ha gustado y decepcionado a partes iguales. Esperaba un final con acción, pues te llevan preparando unas cien páginas para eso, pero, aunque hay algo de acción, es muy escasa y se resuelve de forma rápida y sencilla. Lo que sí me ha gustado es cómo se deja la trama para la última novela de la trilogía, ya que hay algún giro argumental y ocurre algo que parece que va a conllevar acción, por fin (bueno, espero que la haya). Así que ya tengo ganas de leer la continuación, a ver si me dan lo que le falta a estos dos tomos anteriores.

El poder de la tormenta es una novela entretenida que nos presenta a unos originales y novedosos seres sobrenaturales y un mundo diferente que tiene una trama que no está mal, pero a la que se le saca poco partido. Cuenta con una buena narración y unos personajes divertidos que a mí me encantan.

El éxito no siempre está relacionado con el triunfo.Tiene que ver con seguir adelante, con continuar la batalla. Incluso cuando la lucha no puede ganarse.

Lo mejor: originalidad, personajes y que tiene un poco más de "chicha" que el anterior libro.
Lo peor: que pasado un poco la segunda mitad del libro, se vuelve un peñazo y va cuesta abajo.

                                   PUNTUACIÓN
3,25/5


4 comentarios:

Lucia A. Pourtier dijo...

A decir verdad no me llama mucho la atención, aunque quizás lo lea en un futuro! Un beso cielo!

dijo...

No me llaman demasiados los libros, peor las portadas me gustan tanto que creo que al menos intentaré darle una oportunidad a la trilogía.

Saludos^^

Dream on dijo...

¡Hola, amor!
Pedazo reseña xD Y muy divertida, me he reído un montón, jaja :D
Pero joe, no me puedes poner los dientes largos (que si oscuridad, que si madurez, que si giros...) y luego decir que hay triángulo (aunque sea poco, ñe), que necesitan poner en orden sus prioridades (por la inminente batalla y la cháchara interminable y eso), y etc -_-" Jope.
Además... ¿que sigue siendo igual de COÑAZO el tema de los minivestidos y las chispas? Si ya no lo aguantaba en La voz del viento, en este... puajjjj >_< En fin. Al menos la otra parte me gustará.
A ver si el último mejora, porque lo que es la trama es muy genial ^^
¡Besazos y genial reseña!
<3

Sherezade dijo...

Hola Adri!!

Yo le tengo muchas ganas al primer libro, lo tengo en ebook, y no creo que tarde mucho más en leerlo =P Parece que aunque esta segunda parte tenga sus altibajos no está del todo mal, aunque intentaré no ir con las expectativas muy altas si continuo con la saga =P

Muchos besitos!! =)